¡BIENVENIDOS A DIY SHOW BLOG!


En este Blog compartiremos un millon de ideas que os encantarán. Además nuestra comunidad de Bloggers nos contarán sus anécdotas más divertidas, trucos e ideas que nos vendrán genial para el día a día. :)

Frases odiosas que oirás siendo emprendedora craft

Cuando eres emprendedora craft muchas veces tienes que ir contracorriente. El hecho de hacer productos craft/ homemade supone estar a medio camino entre el tradicional “artesano” y la producción en cadena. Así, en tierra de nadie la emprendedora craft debe luchar contra una sociedad que aún no tiene en cuenta el tema y las administraciones, que aún no saben muy bien siquiera qué es la venta on line (¡como para hablarles de Etsy!).
Contra esto sólo podemos apostar por una profesionalización del sector craft y relacionarlo más con el concepto de diseño: hablar de creaciones en vez de “labores” que muchos de nosotros hemos vivido en nuestra niñez viendo a nuestras madres/ abuelas. Con esto no quiero echar por tierra el mérito a los hobbies. Pero estamos hablando de crear empresas craft. Porque señoras y señores, el craft mueve dinero. Y nosotras queremos estar ahí: ¿no?.
Y basta ya de ponernos serias. Os he buscado algunas de las frases que he oído escuchar/ soportar a mis clientas y amigas durante estos años. Si tenéis alguna más podemos ir añadiendo a la lista: yo he empezado con 5. ¡Allá amos!

1.- He visto algo igualito en los chinos/ Zara/ por menos precio
No, no es igualito. Y no, no tiene la misma calidad. Podríamos hablar largo y tendido sobre el tema de las injusticias que se están cometiendo en todo el mundo para conseguir esos precios. Y sobre el abuso de la producción en cadena sobre los derechos de la creatividad. Por no hablar de unas clases sobre la economía de escala. Aquí toca sacar la artillería pesada y defender vuestros precios y productos. Si no lo hacéis vosotras, nadie lo hará.

1

2.- Lo quiero para mañana

Hemos perdido el norte, tiendas abiertas fines de semana -festivos y tiendas on line que te lo traen a casa al día siguiente desde cualquier parte del mundo. Y así hemos perdido la cultura de la espera; todo es inmediato. Es parte de nuestra responsabilidad re-educar en cierta manera al cliente: “sí, tardo más” “no, no podré atenderte porque hacerlo querrá decir que bajaré la calidad”. Hay que aprender a decir que no: el cliente lo que nunca perdona es un producto de menor calidad.

2

3.- ¿La gente te paga por tus “manualidades” “labores” (o cualquier otro término en diminutivo tipo: “cositas” “tartitas” “pulseritas”)?

Puedes ponerle de ejemplo algunas de las marcas que han nacido así. No permitas que nadie menosprecie tu trabajo… ni tus sueños.

3

4.- Eso que haces es de abuelas
Ni caso: ante cosas así lo mejor es ignorar. Y para otra vez, estudia la posibilidad de gastar tu tiempo con gente que te aporte, gente como tú: creativa, entusiasta y que sabe que puede cambiar las cosas.

4

5.- He visto esto y quiero que lo hagas por la mitad de precio
¡Cuidado! Muchas veces detrás de estos retos hay una trampa. Sopesa mucho por qué ese producto lleva ese precio y piensa que tu tiempo también es dinero. Si quieres que te respeten… primero respétate tú misma (y a la competencia también).

5

En definitiva, que os toca defender vuestras ideas y respetar vuestro trabajo, ganas e ilusión. Si no lo hacéis vosotras, nadie lo hará.

¿Qué otras frases habéis oído desde que empezásteis con vuestra idea de dedicaros al craft?. ¿Os han apoyado desde la familia, amigos… o habéis tenido que soportar muchas ideas preconcebidas? Soy toda ojos …

PD: ¡por cierto! Estaré en el DIY Show el día 13 de junio con dos talleres: uno sobre cómo calcular el precio a tus creaciones y otro sobre herramientas para gestionar mejor el tiempo. ¡Espero os gusten!

Autor: Big Ideas

25 thoughts on “Frases odiosas que oirás siendo emprendedora craft

  1. Empecé a emprender con scrapbook (materiales) y mis propios productos de artesanía y artesanía de papel el mes pasado en una feria.

    Ahí escuché desde el típico: “Oh, pues estas tintas las he visto en esta tienda por menos dinero” al “Mamá, no compres ésto que no te vale para nada” o incluso, escuchar de un stand vecino el: “bueno, aquí todos vendemos productos que, de ser clientes, no compraríamos” (eso sí que me sentó como una patada en el bazo).

    Tuve cierta suerte en que mis sellos de estampar artesanales (de Juego de Tronos para especificar) no tuvieron malas críticas, en cuanto a la calidad-precio, pero la gente estaba reticente a comprarlos porque: “Es que es caro”. Claro que es caro, son casi 4 horas de trabajo hacer un sello de un dragón de tres cabezas.

    ¿Sale rentable? Es publicidad también y pude hacer contactos.

    En resumen, estamos en un mercado en el que los Chinos (en mi ciudad ya venden materiales de scrap en los bazares) son la cúspide de la pirámide y el DIY es un arma de doble filo, DESDE MI PUNTO DE VISTA.

    Hay que seguir con el camino que hemos decidido tomar, y luchar siempre por nuestras ideas y por nuestros productos.

    Besicos!! ^_^

    • Pues sí Lola, hay que luchar por las ideas y creer en lo que hacemos. Las ferias son un punto de información vital para cualquier empresario: de hecho ya has visto cómo tus clientes han valorado positivamente un producto diferenciador tuyo: los sellos de Juego de Tronos. Cuanto más nos diferenciemos, mejor. Eso es lo unico que nos pone distancia con los bazares y los productos de la competencia.

      Espero verte por el DIY Show y que me enseñes en directo las cosas tan chulas que haces como Wapi Pistachi :)

  2. Soy blogger craft y a mi me han dicho cosas muy graciosas.

    Estar hablando con una amiga sobre querer dedicarme al blogging y ella decirme: “Pero tía, ¿se puede vivir de eso?” (casi riéndose de mí), decirle que sí y que mucha gente lo hace y terminar ella diciendo “Mmmm… no, yo creo que no se puede vivir de un blog eh”

    Enseñarle a un familiar un álbum de scrapbooking que llevo un tiempo preparando, y que al verlo sólo comente sobre las fotos que he elegido. “Esta foto es muy buena” “Esta otra fue hecha en nosedónde y nosecuándo” (Vale pero eres consciente de todo lo que hay alrededor de las fotos y el trabajo que lleva?)

    Enseñarle a una muy buena amiga (por primera vez y con mucha vergüenza) mi blog y que me diga: “Sí… está bien, si esto del DIY ahora está de moda”

    Puede que no sean cosas ofensivas, pero al venir de seres queridos ofende bastante que no valoren todo el trabajo que hay detrás de algo que tardan 2 segundos en ver.

    Ah! y mi favorita: Que la gente crea que eres un vago/fracasado/parado/negado para los estudios y/o el trabajo sólo por el hecho de que te dediques a TU proyecto y no a trabajar para una empresa.

    • Te entiendo perfectamente Mar: estamos en un país donde se valora más al funcionario/ trabajador por cuenta ajena que al que emprende. Y no tengo nada en contra de los funcionarios/ trabajadores por cuenta ajena que hacen su labor. Pero esto tiene que cambiar, porque el mundo en el que vivimos ya no es el mismo. Igual que se valora más al “listo” que se forra sin trabajar que al que todos los días se levanta a las 5:00 am para abrir su panadería. ¡Cosas así nos han llevado a donde estamos!

      La buena noticia es que gente como tú, como nosotras estamos dando la vuelta a la tortilla :)

      Cuando empiezas un negocio es complicado que te entiendan. Primero porque no tienen muy claro las ventajas de emprender y segundo porque el mundo craft es aún muy desconocido en este país. Y también tienen miedo por tí: porque te quieren y entienden el mundo bajo su punto de vista y experiencia. Frente a esto te digo lo mismo que a la compañera: busca gente como tú. Que entienda tu “idioma” y sea motivador (¡y crítico cuando haga falta!).

      PD: muy diplomática con eso de “cosas muy graciosas” (un día con una cervecita les ponemos otro adjetivo jajajajajaja)

  3. Me ha encantado el post y tienes toda la razón, si no defendemos nosotras lo que hacemos no podemos pretender que los demás lo hagan.
    Algo que me gusta mucho es cuando me preguntan el precio de un producto y al contestar ponen cara de “menudo morro” , es entonces cuando les digo mira, en mi blog tienes el tutorial para que te lo puedas hacer tú. Más de una ha vuelto al poco tiempo diciéndome que más tendría que costar jejejejej.

  4. Hace 18 años que llevamos tienda,de bolsos y complementos,tienda que se abrió hace casi 50 años,por mis suegros y los primeros 25 años hacían prendas y bolsos de piel, a pequeña escala.Después se tuvieron que adaptar a los tiempos y dejaron de fabricar.Estando al frente del negocio, las he oído de todos los colores, como si no fuera ya bastante complicado mantener un pequeño negocio hoy en día. Y ahora he dedicado un pequeño espacio en el local para artículos hechos por mi, de patchwork y crochet, y también por encargo. Todas las frases que dices las he oído, por desgracia, y también el “eso también lo sé hacer yo” , quitándole valor a tú trabajo. Esta claro que también lo podría hacer, pero yo he invertido mi ilusión, mi tiempo y mi dinero para hacerlo y , independientemente de que guste o no, como mínimo que lo respeten.
    Por suerte también hay gente que lo aprecia y lo sabe valorar.

    Besos y ánimo a todos los emprendedores

  5. Me ha encantado el post! Razón no te falta!
    La última vez que estuve en un mercadillo un hombre me preguntó el precio de unos colgantes y acto seguido me dijo: “pues en otro puesto lo venden a tanto” (más barato claro), así que le dije: pues vaya a ese puesto y cómprelo allí.
    Al final compró el mío, se ve que no existía el susodicho puesto ¬¬.

    También me ha pasado al contrario, clientes que aprecian el trabajo que haces y te pagan más porque creen que lo que cobras es poco.

    Tenemos que hacer valer y como tú dices respetarnos. Si queremos respeto empecemos por nosotros mismos.

    Un saludo!

  6. Odio que la gente me diga cosas como “quiero que me hagas este collar pero con la cadena mas fina, la flor en otro color y el lazo mas pequeño.” Es mi diseño señora, lo q me estas pidiendo es otro collar.

    • El tema del diseño y los clientes, como bien dices Lara, es muuuyyy delicado. Hay que mantener un equilibrio entre tu estilo “tu marca” y lo que demanda el mercado.

      Ante situaciones así, respira hondo y evalúa como empresaria si lo que está diciendo el cliente puede tener razón (oye, a lo mejor si vienen tres pidiendo el lazo más pequeño es que gusta más con el lazo pequeño) o si lo que te pide es una “personalización” del producto. Si es así, quizás el cliente estaría dispuesto a pagarte más por uno a su gusto o te podrías plantear sacar una línea con varias piezas personalizables (de hecho la tendencia es buscar cuanta más personalización mejor).

      Eso sí, también te digo que el estilo de tu marca es el estilo de tu marca. Si haces collares victorianos, y te piden uno de Peppa Pig … pues debería ser victoriano con un camafeo de Peppa Pig. Y si te vienen 20 clientes en una feria pidiendo uno de Peppa Pig rosa de plástico … pues platéate sacar una segunda marca!!! :P

  7. Qué razón con todo! Y qué rabia da cuando ocurre.
    Yo he hecho alguna que otra muñeca de tela para vender. Llevan muchos detalles, la cara bordada, la ropa, el pelo cosido hebra por hebra, etc, y lo hago todo a mano porque me queda más bonito que a máquina, así que me llevan bastante tiempo.
    Bueno pues a una señora le tuve que explicar durante 5 minutos de reloj que si me lleva dos semanas hacer la muñeca es físicamente imposible que la tenga en 5 días. ¡Y se empeñaba en que lo que yo quería era más dinero!
    De verdad que es una obsesión, que entiendo que miremos todos el dinero y los precios, pero que no sé aun como no me he rendido con la cantidad de veces que he escuchado el “Uy, pero eso es muy caro, no te digo que no lo vaya a valer pero…”

    • ¡Qué difícil tener que demostrar que tu trabajo vale su precio! Aquí tenemos dos temas: por un lado la dichosa “crisis” que nos ha convertido a todos de golpe en grandes “regateadores”. Es como un deporte: “yo practico paddel” “a pues mira, yo regateo precios y consigo chollos” Muchas empresas han hecho de esto su leif motiv… a costa de demasiadas cosas quizás. Pero la sociedad cada vez está menos dispuesta a mirar hacia otro lado e ignorar que para que tú consigas ese chollo alguien lo está pasando realmente mal en otra ciudad (ya ni siquiera digo otro país, porque aquí también ocurre).

      Y por otra (aquí saco la marketiniana que llevo dentro) la importancia de crear una marca. Nadie le dice a Channel: “eso lo hago yo” “¿por qué cuesta eso?” (bueno, seguro que alguien habrá jajajajajaja). Me refiero a que un trabajo creativo, de diseño no sólo se puede valorar porque “cuesta mucho trabajo” porque… ¿y cuándo tardes menos en hacerlo, qué harás?. La percepción del precio por parte de un cliente es bastante, bastante subjetiva…

  8. ¡Qué bueno! Un post para descargar!!!

    Yo soy licenciada en Bellas Artes, trabajé como restauradora de arte, di clases de pintura, y al final la vida me llevó a darme cuenta de que lo más que me gustaba era dibujar, diseñar y hacer cosas con mis propias manos.

    Hace ya tres años empecé con mi proyecto de productos ilustrados hechos a mano, he aprendido mucho y me he frustado otro tanto. He recibido mucho apoyo pero también he escuchado todas las frases que has indicado.

    Una de las cosas que más me afecta es que se refieran a mi trabajo como “cositas”. Y lo peor es que lo hace gente de mi entorno, gente que me quiere y les presupongo que lo hacen sin mala intención. Es que, vamos a ver, tengo una carrera, una formación, trabajo a diario para desarrollarme y ofrecer un buen producto, e invertido, he registrado una marca… y todavía me preguntas ¿Qué tal van tus cositas?…. y eso hay días que lo oyes y te dan ganas de matar a alguien!!!

    Otra cosa que me mata, es cuando dices q

  9. Uy… le di a enviar sin querer.

    Decía que me mata cuando dices que estás cansada y te preguntan ¿De qué? Pues no se… como tengo una niña china que adopté y a la que tengo encerrada produciendo, sacando las fotos, llevando las redes sociales, comprando material, dibujando, buscando proveedores, aprendiendo estrategias de marketing, etc… Pues no se muy bien por que estoy cansada… NO TE JODE!

    Bueno… ayer tuve momento bajón y este post me ha venido como agua de mayo!

    Gracias!!!

    • Jajajajajajajaja No sé por qué tendemos a minusvalorar el trabajo del otro. Y si te das cuenta es por puro desconocimiento. Hay algunas empresas que te hacen trabajar un día en el puesto de otro compañero… ¡quizás eso lo tendríamos que hacer con todas las profesiones! (y más con las de índole creativo- intelectuales que parece que te pases el día mirando las musarañas esperando a la musa)

  10. Comparto todas las opiniones, llevo poco en este mundo y he sufrido varias de las frases. El otro día al decir el precio de un bolso, me pusieron los ojos en blanco. Pues eso es lo que hay, el que no lo quiera que no lo compre. También me han dicho que en Zara los venden más baratos. La gente no es consciente de todo el trabajo que hay detrás y de que lo que haces es exclusivo. Pero luego hay otra gente que si valora el trabajo hecho a mano afortunadamente. Me gusta mucho tu post Gemma, me ha encantado ver que no soy la única a la que le pasa. Habría también que hablar de las pocas facilidades que tenemos para crear un negocio!. Aquí no hay quien emprenda!

    • No pasa nada Celia … me he dado por aludida igual: gracias ;)

      Cuanto más compartamos y más nos demos cuenta de que la unión hace la fuerza, mejor nos irá a todos

      PD: el tema de emprender en este país ya da para varios post aparte!

  11. Me encanta leer todo lo que va poniendo la gente, menos mal que no estamos solas/os en esto…

    Acabo de recordar más frases odiosas que me han dicho y que seguro que le han pasado a más personas:

    Hace tiempo, le regalé a una amiga por su cumpleaños una de las cosas que yo hago a mano y comparto en mi blog, la verdad es que le gustó muchísimo, y al resto de personas que estaban allí también, pero sin darse cuenta de lo que ello significaba dijo: “Y esto es lo que hace mi amiga porque se aburre en casa, y sólo en 2 horillas jeje”
    No, esto es lo que hace tu amiga porque te quiere y te quiere regalar una cosa bonita que además es su pasión, y si tardo “sólo” 2 horas es porque llevo practicando 2 años.

    Otra frase famosa que me han dicho muchas veces es la típica “Cómo mola, ¿Me haces uno?” Como si efectivamente, te aburrieras en casa y te dedicases a eso!
    Vamos a ver, a caso le dices a un agente inmobiliario: “Qué guay que vendas casas, me das una?” Le dices a un director de cine: Cómo molan tus pelis, me haces una?” Son ejemplos muy estrafalarios, pero NO les preguntas eso.

    ¿Por qué la gente cree que las cosas craft y todo lo que tenga que ver con lo artesanal solo puede ser un hobbie? ¿Por qué muy poca gente lo entiende como un empleo o un modo de vida?

    Otra muy graciosa: Le enseño a una amiga mis trabajos y se queda super seria y me dice “Tia, tía… alguna vez has pensado… en vender todo esto?” JAJAJAJ NO, hostias gracias por la idea eh.

  12. Me ha encantado leeros y sentir que no estoy sola, aunque es una sensación triste porque indica a qué nivel estamos de mentalidad

    Además de “crafter” soy pintora realista y cuando era más joven a la gente se le daba por pedirme que les regalara un retrato suyo porque “como total disfrutas haciéndolos, pues que así podrás practicar y, de paso, me lo regalas porque lo verán en mi casa y te haré publicidad”… como que hasta me hacían un favor, vamos!

    Una vez el jefe de mi marido le preguntó “Tu mujer hace cuadros, verdad? ¿Cuanto cuestan?” Mi marido le contestó y le dijo “Uf, qué caro, sale carito el metro cuadrado de cuadro de tu mujer”. Para, a continuación, decirle a mi marido ” Y si le compro el lienzo y las pinturas me hace uno?” eso fue de lo más demencial, porque implica que valora más el material de trabajo que el trabajo en sí, porque además presupone que yo tengo que hacer lo que a él le venga en gana si me paga los gastos y porque, a la vez, está reconociendo que él no sería capaz de hacerlo aunque tuviera los materiales, pero no valora el que yo sí sería capaz.

    A pesar de que mi marido se sintió ofendido con estos comentarios de su antiguo jefe, al que, por supuesto, ignoré completamente, él mismo a veces no se da cuenta y también le llama a mis trabajos “tus mariconaditas” o “tus frikadas”, ays…. eso también conlleva desprecio hacia mi ocupación, y no es ni consciente de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


ARCHIVOS